Follow by Email

viernes, 18 de marzo de 2016

Si Williams Mansilla, ministro de la Defensa, no renuncia, el presidente está obligado a removerlo



“Guatemala, memoria del silencio” se llama la voluminosa obra histórica que publicó la Comisión para el Esclarecimiento Histórico  de las Violaciones a los Derechos Humanos y los Hechos de Violencia que han Causado Sufrimientos a la Población Guatemalteca, conocida como la CEH y que  fue establecida en el marco del proceso de paz de Guatemala mediante el Acuerdo firmado en Oslo (Noruega) el 23 de junio de 1994.
En este blog, en el año 2012, publiqué diariamente, cronológicamente ordenadas, las violaciones registradas en dicho informe. Tanto violaciones cometidas por las fuerzas de seguridad del estado, como por los grupos paramilitares organizados desde ese mismo estado, y las violaciones cometidas por los grupos insurgentes.
Hace pocos días, el Tribunal A de Mayor Riesgo dictó una sentencia condenatoria a exmiembros del ejército nacional por asesinatos, desapariciones forzadas y violaciones sexuales. Como se ha insistido en diversos espacios, las violaciones sexuales fueron y parece ser siguen siendo, una arma de guerra reiteradamente usada por el ejército.
Una rápida mirada a los “posts” en este blog en los primero días del mes de marzo nos arroja varios casos de violaciones sexuales:
"En ese lugar fue torturada y violada. Cuando sus antecedentes familiares son descubiertos, aumentan las torturas y es violada reiteradamente por varios militares."
"...y violaron a mujeres y muchachas de la aldea incluidas dos niñas de doce y trece años."
"...la trasladaron al destacamento del lugar, donde sufrió privación de alimentos, malos tratos y presenció la tortura, violación sexual y ejecución de otras personas."
"Ese mismo día, diez soldados violaron a una mujer."
"Los soldados violaron a una mujer mientras la amenazaban para que no hablara de lo sucedido."
"Allanaron la casa de Vicente Urízar a quien capturaron, al tiempo que violaron a tres personas dentro de la vivienda."
"A las mujeres jóvenes las violaron."
"Asimismo, los soldados violaron a varias mujeres del caserío."
"A varias mujeres jóvenes las llevaron aparte y las violaron."
A los pocos días de la condena por Sepur Zarco, trascendió que una niña fue violada en las instalaciones del instituto militar Adolfo V. Hall del Sur. De lo dicho por autoridades militares, entre ellos el vocero y el ministro de la Defensa, se puede derivar que de parte de la institución hay no solo tolerancia sino incluso complacencia con la violación sexual. Primero calificaron el delito como “incidente”, luego dejaron  que el principal sospechoso del delito escapara, cuando su obligación era entregarlo a las autoridades correspondientes, a continuación alteraron impúdicamente una fotografía del sospechos. Finalmente el ministro de la Defensa, Williams Mansilla, reconoce que fue “error” dejar que el sospechoso escapara (http://www.prensalibre.com/guatemala/politica/mindef-reconoce-que-fue-su-error-la-fuga-del-soldado). 

Foto de Prensa Libre
(http://www.prensalibre.com/guatemala/politica/mindef-reconoce-que-fue-su-error-la-fuga-del-soldado)

Siendo generosos con el ministro y reconociendo la proverbial incapacidad de altos rangos militares para expresarse verbalmente, podríamos pensar que lo dicho por vocero y ministro solo fue el resultado de su poca habilidad verbal. Sin embargo, dados los antecedentes, lo menos que podemos pensar es que en el seno del ejército sigue existiendo, sino una promoción, al menos una tolerancia hacia crímenes como las violaciones sexuales. Es obligación del presidente de la República convencernos de que como comandante general del ejército no tolera la violación sexual. Es su obligación destituir al ministro para que asuma frente a los tribunales de justicia su responsabilidad en la fuga del soldado sospechoso.
Conociendo nuestra historia, podemos afirmar que no hubo tal error, y que en el fondo lo que hay es complicidad.
De ahí que si el ministro no renuncia, el presidente está obligado a destituirlo.

18 de marzo de 2016
Año del centenario del nacimiento de Virgilio Rodríguez Macal

lunes, 14 de marzo de 2016

Filgua-Filcen y los ODS: ¿Qué tiene que ver una feria del libro con una agenda de desarrollo? ¡Todo!


La Feria Internacional del Libro en Guatemala, que en 2016 es también Feria Internacional del Libro en Centroamérica, se realizará en el Parque de la Industria del 14 al 24 de julio. Estará dedicada a conversar sobre un tema toral, no sólo para Guatemala sino para el planeta entero: los objetivos de desarrollo sostenible (http://www.un.org/sustainabledevelopment/es/mdgs/#, < https://www.plazapublica.com.gt/portada-blog/ruta_milenio>.

 
¿Por qué los ODS? No es la primera vez que la Filgua tiene como centro de su programa oficial un tema y no un país invitado. De hecho, de las 12 ediciones de la feria, tan solo en cuatro ocasiones la feria ha tenido país invitado. La mayoría de ediciones han estado dedicadas a asuntos relevantes de nuestro país: el ambiente, las mujeres y la equidad de género, la niñez, la niñez centroamericana, etcétera. Cuando en la Gremial de Editores de Guatemala, entidad organizadora de la Filgua, decidimos dedicarle la feria a los ODS lo hicimos teniendo como meta que en 2030 los objetivos de desarrollo sostenible se hayan convertido en nuestro país en los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Es decir, pasar de de una frase común a un nombre propio, pasar de una ilusión a una realidad.
Hacer de los ODS un nombre propio empieza por algo elemental: que los guatemaltecos los conozcamos y nos apropiemos de ellos como una agenda de desarrollo para hacer de nuestro país un mejor lugar para vivir, para todos por igual. Y a eso es a lo que queremos contribuir: a conocer los objetivos de desarrollo sostenible; para que cuando los guatemaltecos escuchen la frase, no digan “¿Y eso qué es?”
Además, Filgua estará dedicada de manera individual al Dr. Edelberto Torres-Rivas. El Dr. Torres-Rivas es uno de los grandes maestros de la sociología centroamericana. Autor de múltiples libros sobre Centroamérica, reconocido internacionalmente por su labor intelectual. A su obra como sociólogo hay que agregar su aporte a la actividad editorial regional, como impulsor de importantes proyectos en esa línea, entre ellos la revista “Polémica”, los “Cuadernos de Ciencias Sociales” de la Secretaría General de Flacso en Costa Rica, una historia general de Centroamérica, etc. (http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/ar/libros/coedicion/rivas/01pres.pdf). De esta forma, la Gremial de Editores inicia una nueva etapa en la feria del libro en la que la misma también será un canal para reconocer la labor intelectual de guatemaltecos y centroamericanos destacados.

 
Estamos trabajando para que la Filgua-Filcen 2016 sea superior en todos los sentidos, entre ellos tener más visitantes. Queremos pasar de los 45 mil visitantes en 2015 a 65 mil. Nuestro objetivo es tener una feria que refleje el crecimiento editorial que ha vivido Guatemala en los últimos años. Tendremos un programa de actividades diverso que incluye:
1)               Concurso nacional de lectura;
2)               Concurso nacional de bibliotecas;
3)               Taller nacional para bibliotecarios;
4)               Presentaciones de libros;
5)               Escritores nacionales y extranjeros;
6)               Foros, conferencias, mesas redondas;
7)               Y un largo etcétera.

2016 es un año lleno de conmemoraciones literarias y culturales, nacionales e internacionales: centenarios de Shakespeare, Cervantes, Virgilio Rodríguez Macal, Rubén Darío, Yolanda Oreamuno, José Manuel Fortuny, bicentenario de la Independencia de Argentina y 70 años de la primera edición de “El Señor Presidente” de Miguel Ángel Asturias. ¿Nos acompañan?
13 de marzo de 2016
Año del centenario del nacimiento de Virgilio Rodríguez Macal