Follow by Email

Compartir

jueves, 10 de abril de 2014

El País Paralelo: General retirado Ríos Montt nombrado Miembro Honorario del Honorable Colegio de Abogados*



         El Honorable Colegio de Abogados de Paralelotenango en multitudinaria asamblea general votó a favor de nombrar al general retirado y expresidente de la nación como Miembro Honorario. Debido a lo polémico de la figura del ex autonombrado presidente, la Junta Directiva de la honorable institución acordó someter la propuesta a votación general y secreta. El resultado favoreció al culto y destacado militar con un sí del 85%. La participación de los colegiados fue del 15%.



         En declaciones a los medios de comunicación el presidente del Tribunal de Honor, entidad patrocinadora del reconocimiento, expresó: “Todas las fuerzas vivas del país han reconocido el papel que mi general Ríos Montt jugó en la fundación de la república que hoy tenemos. Así lo ha expresado la crema y nata de la sociedad concentrada en las organizaciones empresariales. Como también lo ha hecho la respetada y honorabílisima Corte Constitucional al fallar en su favor en múltiples oportunidades”.

         Continuó expresando el presidente: “Como abogados no podemos dejar de lado el destacadísimo papel que el general jugó y sigue jugando en el fortalecimiento de la justicia nacional. Para muestra, solo déjeme decirle que estamos sumamente agradecidos con él por haberse atrevido a fundar los Tribunales de Fuero Especial, uno de los mayores logros, desgraciadamente desaparecidos, en nuestra historia judicial”.

         Al ser entrevistado en su residencia, el homenajeado expresó: “Miré usté, yo la verdad es que me siento muy complacido. Ya era tiempo que los abogados se dieran cuenta de todo lo que yo hice y he hecho por ellos. Como miembro del Colegio yo ahora podré presentar mis quejas por todo lo que me ofenden otros colegas, sin necesidad de ir a los tribunales, en donde siempre gano, pero también pierdo mucho tiempo.”

         Los abogados que se opusieron a dicho reconocimiento se negaron a opinar, por temor a ser sancionados por el Tribunal de Honor.

(*) El País Paralelo es un paraíso ficticiamente real, en donde de vez en cuando suceden eventos –eventuales, no planificados– positivos y también extremadamente negativos.

lunes, 31 de marzo de 2014

El País Paralelo: Congreso aprueba ley conocida como de “bautismo público”*


         El día de ayer, con el voto favorable de apenas el 55% de parlamentarios, la Asamblea Nacional aprobó el decreto 15-2014, Ley nacional para nombrar espacios públicos, que ya es popularmente conocida como la “ley del bautismo público”.

         La “ley del bautismo público” regula todo lo relativo a los nombres que se suele poner a lugares y edificios públicos. Aunque complicada en muchos aspectos, debido a lo difícil que resulta definir qué o quién es relevante y digno de reconocimiento, la ley sí es muy precisa al momento de tipificar delitos, mediante la incorporación de dos artículos al Código penal vigente: el primero de ellos destinado a penalizar ponerle nombre de un funcionario en ejercicio a un espacio público, cuando esto lo realiza una persona o entidad distinta al “homenajeado”. Y el otro, cuando esto lo realiza el funcionario mismo.

         Como parte de dicha ley también se incluyó la reforma del artículo 407 I del Código penal, de tal suerte que una vez la ley cobre vigencia será prohibido hacer propaganda de obras públicas con fines electorales, de manera permanente.

         La aprobación de la ley fue celebrada por un nutrido grupo de ciudadanos que desde temprana hora se dieron cita en el edificio del Congreso. Y es que, como es conocido por todos, esta ley es el resultado de la iniciativa ciudadana firmada por más de 25 mil personas que solicitaron la aprobación de dicha norma legal.

         A propósito de ello uno de los manifestantes expresó: “Estamos muy satisfechos. Triplemente contentos: primero porque esto es una demostración de lo que podemos hacer cuando nos unimos en contra de la corrupción. Segundo, ya no veremos circulando carros que digan ‘Administración Tito Arias’, o ‘Administración Tito Arias Jr.’. Y por último: los politiquillos verán limitadas las posibilidades de usar recursos públicos para sus campañas.”


(*) El País Paralelo es un paraíso ficticiamente real, en donde de vez en cuando suceden eventos –eventuales, no planificados– positivos y también extremadamente negativos.

lunes, 24 de marzo de 2014

El País Paralelo: Gobierno iniciará persecución de personas y grupos terroristas*



El día viernes 21 de marzo, en su usual conferencia de prensa en que anuncia las labores de gobierno para la semana siguiente, el presidente de la República manifestó que el día lunes 24 de marzo distintos organismos del Estado iniciarán una persecución total en contra de personas y grupos disociadores, que tienen ya varios años de estar atentando en contra de la gobernabilidad democrática de la nación.

         “Son grupos, expresó el presidente, que amparados en la impunidad que ha reinado de manera secular en el país, y haciendo uso de sobornos, tráfico de influencias y corrupción se han enseñoreado y han hecho lo que les da la gana. Pero eso ya no lo podemos permitir más. Con sus actos al margen de la ley están poniendo en riesgo la democracia y el desarrollo sostenible del país.”

         El presidente expresó: “Ya es tiempo de que estos grupos de delincuentes entiendan de una vez por todas que este país nos pertenece a todos y que no vamos a permitir que en su mezquino afán de poder y dinero, destruyan esta democracia que tanto nos ha costado. Es por ello, concluyó, que a partir del próximo 24 de marzo una fuerza de tarea integrada por personal especializado del Ministerio Público, el ejército, la SAT, el Ministerio de Economía y el Ministerio de Trabajo, iniciarán la persecución de propietarios de empresas que no pagan el salario mínimo, que se roban el impuesto al valor agregado, que no pagan seguridad social, y que desvían el cauce de los ríos, etcétera, etcétera. Es decir, dijo el presidente, de todos aquellos que están destruyendo la convivencia democrática abusando de su poder económico”.

         Antes de retirarse el presidente admitió que dicha medida se deriva de las recomendaciones vertidas por el recién creado Comité de Crisis para la Gobernabilidad Democrática, integrado por él y algunos miembros de su Gabinete y representantes del poderoso Frente Nacional por la Democracia, que aglutina a organizaciones sindicales, campesinas, de trabajadores del estado, artistas, pobladores y defensores de los derechos humanos.


(*) El País Paralelo es un paraíso ficticiamente real, en donde de vez en cuando suceden eventos –eventuales, no planificados– positivos y también extremadamente negativos.

domingo, 15 de septiembre de 2013

La revolución perdida, Jacobo Arbenz Guzmán




A cien años del nacimiento de Jacobo Arbenz Guzmán, lo recordamos con un texto que ya tiene visos de leyenda: el discurso de renuncia de la presidencia de la República frente a la intervención de la CIA en 1954. (Tomado de El Periódico


Trabajadores, campesinos, patriotas, amigos míos; Pueblo de Guatemala:

Guatemala está pasando por una prueba muy dura.

Desde hace quince días se ha desatado una guerra cruel contra Guatemala, de la cual aparentemente no hay ningún gobierno responsable. Esto no quiere decir que no sepamos quién ha desatado la agresión contra nuestra querida patria.

La United Fruit Company, los monopolios norteamericanos, en connivencia con los círculos gobernantes de Norteamérica, son los responsables de lo que nos está ocurriendo.

Aviadores norteamericanos y mercenarios de distintas nacionalidades, reclutados por exiliados guatemaltecos en el extranjero, han desencadenado el fuego y la muerte, sin respetar nada, ni vidas inocentes, ni bienes de otros países.

Todos sabemos cómo han bombardeado y ametrallado ciudades, inmolado mujeres, niños, ancianos y elementos civiles indefensos. Todos conocemos la saña con que han asesinado a los representantes de los trabajadores y de los campesinos en las poblaciones que han ocupado, especialmente en Bananera, donde hicieron una expedición punitiva contra los representantes de los trabajadores. Lo de bananera fue un acto de venganza de la Frutera.

         Nos hemos indignado ante los ataques cobardes de los aviadores mercenarios norteamericanos que sabiendo que Guatemala no cuenta con una fuerza aérea adecuada para rechazarlos, han tratado de sembrar el pánico en todo el país, han ametrallado y bombardeado a las fuerzas armadas que combaten en el oriente de la República, impidiendo sus operaciones, y hoy mismo han bombardeado y hundido un barco mercante inglés que cargaba algodón en el Puerto de San José.

¿En nombre de qué hacen estas barbaridades? ¿Cuál es su bandera? Todos la conocemos bien. Han tomado de pretexto al comunismo. La verdad es muy otra. La verdad hay que buscarla en los intereses financieros de la Compañía Frutera y en los de los otros monopolios norteamericanos que han invertido grandes capitales en América Latina temiendo que el ejemplo de Guatemala se propague a los hermanos países latinoamericanos.

El tiempo se encargará de demostrar que lo que ahora digo es verdad. Sin embargo, ellos se aferran a sostener que el comunismo internacional es el causante de lo que ocurre en Guatemala, y en nombre de ello es que tratan de ensangrentar aún más al país y de destruir nuestra economía.

Como mi gobierno ha sido acusado de ser de naturaleza comunista, sin que hayamos podido desvanecer que no lo es, aún cuando hemos empleado todos los medios para convencer a los elementos reaccionarios del mundo de que lo sostenido por los círculos gobernantes norteamericanos es una patraña, y como esos círculos harán más despiadada la agresión contra Guatemala, he tomado una dolorosa y cruel determinación: después de meditarlo con una clara consciencia revolucionaria, he tomado una decisión de gran trascendencia para nuestra patria, en la esperanza de detener la agresión y devolverle la paz a Guatemala. He determinado abandonar el poder y poner el mando del Ejecutivo de la nación en manos de mi amigo el coronel Carlos Enrique Díaz, Jefe de las Fuerzas Armadas de la República.

Yo he depositado mi confianza en el coronel Díaz, porque estoy seguro que él sabrá garantizar la democracia en Guatemala y de que todas las conquistas sociales de nuestro pueblo serán mantenidas. Es por ello que creo que las organizaciones políticas democráticas y todas las organizaciones populares deben prestarle su respaldo y apoyo. Así os lo pido en mi último acto como gobernante de Guatemala.

Yo fui electo popular y mayoritariamente por el pueblo de Guatemala, pero he tenido que luchar en condiciones difíciles. La verdad es que la soberanía de un pueblo no se mantiene si no tiene los elementos materiales para defenderla.

Luchamos hasta donde las condiciones lo permitieron, hasta un punto en que de ir más allá se perdería todo lo que hemos ganado desde 1944.

Al tomar esta actitud no pienso más que en el pueblo, y por ello he creído de mi deber contribuir hasta el último instante a salvar mucho de lo que conquistamos en los pasados años revolucionarios.

La situación militar del país no es difícil ni mucho menos. El enemigo que comanda las bandas mercenarias extranjeras reclutadas por Castillo Armas no sólo es débil sino que es incapaz y cobarde. Lo hemos comprobado en los pocos combates que libramos. El enemigo logró avanzar y tomar el departamento de Chiquimula exclusivamente por los ataques de la aviación mercenaria. Estimo que nuestras fuerzas armadas no encontrarán mayor dificultad en derrotarlo y arrojarlo del país.

Me hice cargo de la presidencia de la República con gran fe en el régimen democrático, en la libertad y en que es posible conquistar la independencia económica de Guatemala. Mi programa se limitaba a obtener esos objetivos. Sigo creyendo que ese programa es justo. No se ha quebrantado mi fe en las libertades democráticas, en la independencia de Guatemala, y en todo lo bueno que impulsa a la Humanidad hacia el futuro.

Algún día serán vencidas las fuerzas oscurantistas que hoy oprimen al mundo atrasado y colonial. Seguiré siendo, a pesar de todo, un combatiente de la libertad y el progreso de mi patria.

Os digo adiós, amigos míos, con amargo dolor, pero manteniendo firmes mis convicciones. Guardad lo que tanto ha costado. Diez años de lucha, de lágrimas, de sacrificios y de conquistas democráticas son muchos años como para contradecir a la Historia.

No me han acorralado los argumentos del enemigo, sino los medios materiales con que cuenta para la destrucción de Guatemala.

Yo os hablé siempre de que lucharíamos costase lo que costase, pero ese costo desde luego no incluye la destrucción de nuestro país y la entrega de nuestras riquezas al extranjero. Y eso podría ocurrir si no eliminamos el pretexto que ha enarbolado nuestro poderoso enemigo.

Un gobierno distinto al mío, pero inspirado siempre en la Revolución de Octubre, es preferible a 20 años de tiranía fascista sangrienta bajo el poder de las bandas que ha traído Castillo Armas al país.

No me resta sino agradecer profundamente la colaboración que me han prestado tantos buenos servidores de la nación. Los ministros de Estado y los funcionarios y empleados públicos, en particular los servicios de la Guardia Civil y del Ejército.

Desde el fondo de mi corazón agradezco el respaldo y el apoyo del Partido Acción Revolucionaria, del Partido de la Revolución Guatemalteca, del Partido Renovación Nacional, del Partido Guatemalteco del Trabajo, y de las organizaciones populares que, como la Confederación General de Trabajadores y la Confederación Nacional Campesina, han defendido con tanta decisión los anhelos del pueblo de Guatemala.

Quizá piensen muchos que estoy cometiendo un error. En lo profundo de mi consciencia no lo creo así. Solamente un juicio histórico posterior sabrá determinarlo.

Deseo que se mantengan las conquistas populares de Octubre, que se restablezca la paz una vez hayan sido expulsados del país los invasores y que tenga éxito la gestión del gobierno que organiza el coronel Carlos Enrique Díaz.

Con la satisfacción de quien cree que ha cumplido con su deber, con fe en el porvenir, yo digo: ¡Viva la Revolución de Octubre! ¡Viva Guatemala!

*La editorial Catafixia acaba de lanzar, en una impecable edición, el libro “Árbenz: tres discursos desde una Guatemala inconclusa”, para conmemorar el centenario del nacimiento del expresidente revolucionario.

sábado, 7 de septiembre de 2013

Protégeme del embarazo...


...porque el embarazo en menores de 14 años es delito

         Hay una campaña gubernamental en radio que dice algo más o menos así: “Protégeme del embarazo, el embarazo en niñas menores de 14 años es un delito.” Lo primero que pienso cuando lo escucho es que el anuncio lo que promueve son las “relaciones sexuales responsables”. Dicho de otra manera: “Cuando tenga una relación sexual con una niña menor de 14 años, protéjala, use condón, para evitar que haya embarazo”.

         Llevo ya varios años de estar editando el código penal y de incluir en él la legislación penal especial, y hasta ahora no he encontrado ningún artículo legal que establezca como delito “embarazar a una menor de 14 años”. Antes de escribir estas líneas realicé una búsqueda en mi versión digital del código y tampoco encontré tal delito. Lo que sí es delito es tener relaciones sexuales con menores de edad, y ese delito se llama violación. En consecuencia a las niñas menores de 14 años no hay que protegerlas del embarazo sino de la violación, ¿o es acaso que si hay violación, pero no embarazo todo está bien?

         Entiendo que tal publicidad pueda provenir de un gobierno cuyo presidente hace propaganda electoral diciendo que no ha hecho nada y que va para adelante en ese no hacer nada, en lugar de asumir el compromiso de hacer las cosas bien. Lo que no termino de entender es cómo es posible que dicha campaña cuente: “con el apoyo del Observatorio de Salud Reproductiva, UNFPA, Fondo de Población de lasNaciones Unidas, la Agencia de los Estados Unidos de América para el DesarrolloInternacional (Usaid) y estudiantes de la Universidad Rafael Landívar”. ¿Es acaso que su capacidad de entendimiento es limitada, o que realmente el mensaje que prentenden enviar es que de lo que se trata es de evitar los embarazos en menores?

         Sería bueno que las instituciones que están acompañando esta campaña evaluaran si realmente están trasladando el mensaje que desean...

         Si alguno de los lectores conoce ese artículo sobre el delito del embarazo le agradeceré muchísimo que me lo haga saber, y salir de mi error.


jueves, 15 de agosto de 2013

El que tenga chucho que lo amarre y el que no también*


Con las reformas al reglamento de la ley de tránsito, los vehículos militares no solo pueden circular sin matrícula de identificación, sino que pueden transportar cualquier cantidad de personas.


         La frase con que se titula esta nota ha reflejado la estulticia del burócrata de aldea, que en lugar de facilitar la vida de los aldeanos anda viendo como se las complica, tan solo para demostrar que quien manda es él. Con la publicación del acuerdo gubernativo 289-2013 se hace algo similar, pero no desde la aldea, sino desde el pueblón.

         En su declaración de intenciones el cacique del pueblo y su ayudante afirman que las reformas al reglamento de tránsito tienen como objetivo “prevenir la comisión de hechos delictivos por ocupantes de motocicletas y motobicicletas” que circulan por la vía pública. Sin embargo las reformas no afectan solo a estos vehículos sino que a todos, o casi todos, pero con excepciones... veamos algunas de las brillantes ideas:

         1. Dice la reforma que el número de personas transportadas en el vehículo, cualquier vehículo se entiende, no podrá ser superior al de las plazas autorizadas en la tarjeta de circulación o “las que señale la autoridad competente”. Uno se pregunta: si “la autoridad competente” modifica esta capacidad, ¿eso no debería reflejarse en la tarjeta de circulación? O es que si el propietario del vehículo es amigo de “la autoridad competente”, ¿ésta puede llamar al policía y decirle que ella autoriza más pasajeros?
Esta regla tiene su excepción: “los miembros de las fuerzas de seguridad” y “las Policías Municipales de Tránsito”. De nuevo, uno no puede evitar preguntarse: se refiere a los vehículos que usan estas instituciones o al personal, “los miembros”, de las mismas. ¿Cuántos pasajeros puede transportar un soldado o un PNC?; y si son los vehículos, ¿acaso la ley no aplica para todos?

         2. El artículo 4 del acuerdo, que reforma el 48 ter del reglamento, especifica con total claridad que tanto el chaleco como el casco de los motoristas y los motobicicletistas deben tener el número de placa del vehículo; y en ambos casos dicho número “debe ser visible a una distancia mínima de cinoc metros”. En el caso del chaleco, para lograr dicha visibilidad los números y letras deben tener una altura de ocho centímetros y un ancho de cuatro centímetros. Sin embargo, por alguna razón mágica, esa visibilidad a cinco metros, en el casco se logra con letras más pequeñas: cuatro de alto y dos y medio centímetros de ancho.
        
         3. El nuevo artículo 100 del reglamento es contundente al principio de su primer párrafo: “Especialmente en las curvas y cambios de rasante de reducida visibilidad, los vehículos circularán en todas las vías públicas por la derecha y lo más cerca posible del borde derecho.”  Yo entendí que dicha regla es para todos los vehículos, motocicletas, camiones, carros, carretas de tracción humana, etc., etc. Pues no. Inmediatamente después, y en el mismo párrafo, se precisa que: “Esto se aplica a vehículos pesados”. Si usted conduce un vehículo liviano puede circular por la izquierda.

         4. En donde el reglamento hace un derroche de sabiduría es cuando regula que las motocicletas y las motobicicletas no pueden ocupar más de un carril, solo pueden usar uno, y este debe ser el de la derecha. No deben circular en medio de dos carrilles, ni en el carril izquierdo. Pero como ya el párrafo anterior les prohíbe circular por el arcén, resulta que las motocicletas no pueden bajo ninguna circunstancia rebasar a otro vehículo, ya que tienen prohibido usar el carril izquierdo; salvo que sea en una situación de emergencia, en cuyo caso deberán hacerlo haciendo uso del arcén.

         ¿Adónde conduce tanta sabiduría policial?


(*) El acuerdo gubernativo a que se alude en esta nota es del país real, no de El País Paralelo.

martes, 9 de julio de 2013

El País Paralelo: Lo que sí y lo que no está prohibido a los ministros de Estado*



El presidente de El País Paralelo es un hombre que está en todas partes, en todo lugar y en todo momento, pero a veces no puede hacerlo él todo, entre las cosas que no puede realizar de manera directa está vigilar que los ministros de Estado hagan su trabajo como debe de ser, apegados a las más estrictas normas de corrupción. La divisa del presidente en esta dirección es que la corrupción no tiene necesariamente que pelear con la transparencia.

Con el ánimo de lograr un mejor rendimiento de los ministros de Estado en sus labores públicas, y también privadas, por qué no decirlo, el señor presidente fue enfático, breve (siempre él tan de pocas palabras), sucinto, cortante, responsable (en todo momento dice: asumo la responsabilidad de la decisión), y tajante cuando dijo: “Déjenme contarles que acabo de acabar de decirles a los ministros que tienen prohibido mezclarse con la chusma de la novena avenida.  Los negocios que ahí se tramitan son de poca monta, dedíquense a los que realmente son redituables”.

Luego de las declaraciones del presidente, Paralelo News tuvo acceso a un documento secreto, confidencial, de circulación altamente restringida, que resultó ser, ni más, ni menos, que el borrador de un instructivo en el cual se esbozan prohibiciones similares a la que el presidente divulgó ampliamente en días recién pasados. Para ilustrar a nuestros lectores sobre la dedicación con que el presidente atiende los asuntos de Estado, reproducimos a continuación algunas de esas prohibiciones.

    Los ministros de Estado tienen prohibido:

1.    Asistir a reuniones públicas al Congreso de la Respública. Pueden asistir a reuniones privadas, pero deberán contar con el permiso de la autoridad superior. Cuando el acoso sea excesivo, el ministro puede delegar a cualquiera de los viceministros, quienes también están autorizados a delegar su representación en sus subordinados, que también pueden delegar dicha representación. La delegación de la representación no puede ir más allá de la esposa, conviviente o concubina del mensajero del despacho. (Ja, ustedes pensaron que sería la respectiva del ministro).
2.    Hacer uso de los servicios sanitarios de las oficinas públicas cuando se encuentren en ellas atendiendo asuntos oficiales. Sólo les es permitido usarlos cuando no estén en ellas.
3.    Tener familiaridades en el trato con el señor vicepresidente. Ello incluye sonrisas furtivas, miradas de reojo, toqueteos “sin querer queriendo”, uso de diminutivos para llamar su atención, etc. La violación de esta norma será sancionada con el despido inmediato.
4.    Dar declaraciones a la prensa sin contar con el debido permiso de la autoridad superior. El permiso se debe solicitar por escrito, con dos meses de anticipación y presentando el guión de la entrevista, incluyendo tanto las preguntas que realizarán los periodistas independientes, como las respuestas que dará el señor ministro.
5.    Recibir regalos, presentes, dádivas o cualquier estímulo que pueda dar lugar a que la prensa o la ciudadanía honrada sospeche que de parte del ministro se incurre en corrupción. Esta prohibición se puede levantar si el ministro comparte con la autoridad superior el regalo, presente, dádiva o estímulo en partes iguales: 70% para la autoridad superior y 30% para el ministro.
6.    Mostrar seriedad cuando el presidente cuenta un chiste.
7.    Reírse sin causa aparente cuando el presidente está hablando de asuntos de estado. En estas circunstancias, una carcajada será motivo de despido.
8.    Todo lo que no cuente con el permiso previo, y por escrito, con firma legalizada ante notario público, por la autoridad superior.

La lista de prohibiciones es abundante, sin embargo la dejamos acá ya que según se nos informó está próximo a publicarse en el Diario Oficial el acuerdo gubernativo que regula dichas prohibiciones.



(*) El País Paralelo es un paraíso ficticiamente real, en donde de vez en cuando suceden eventos –eventuales, no planificados– positivos y también extremadamente negativos.