Follow by Email

Compartir

lunes, 29 de junio de 2015

En estas condiciones no queremos elecciones





Entre las múltiples consignas que se han mantenido durante las movilizaciones ciudadanas está “En estas condiciones no queremos elecciones”. Y es que es precisamente el diseño del sistema electoral el que ha permitido que hoy tengamos un presidente delincuente que se sostiene únicamente gracias al apoyo de la Embajada de Estados Unidos y del Cacif. Si no contara con esos pilares, hace rato que Pérez Molina estaría en las mismas condiciones que hoy está la señora Baldetti Elías.
Es este sistema electoral el que permite que un empresario sin ninguna experiencia política se convierta de la noche a la mañana en presidente del Organismo Legislativo y realice operaciones delictivas.
Es este sistema electoral el que permite que un farsante como Manuel Baldizón haya logrado tener una empresa electoral llamada Lider, en donde ya cuenta con una buena parte de la escoria política del país. Permite la existencia de farsantes como este individuo que pretenden convencernos de su “honestidad” renunciando a un privilegio al que saben que “la ley” no se los permite; porque cuando ellos mismos hicieron la ley crearon los subterfugios que los protegería en el futuro.
En estas condiciones no queremos elecciones, porque las mismas garantizan la continuidad en el poder de los corruptos y ladrones.
En estas condiciones no queremos elecciones, porque desde antes de iniciar formalmente la competencia electoral ya había candidatos delincuentes que se robaron la salida.
En estas condiciones no queremos elecciones, porque no solo no hay opciones que respondan a la necesidad de cambio, sino porque las que talvez podrían acercarse a esa necesidad no tienen la menor oportunidad de ganar.

Es en este marco político en el que llama la atención que la llamada izquierda partidaria en lugar de asumir una posición decidida del lado de las movilizaciones ciudadanas se pliega de manera incondicional ante el sistema imperante y como corderitos siguen el guión electoral preestablecido por los poderes paralelos que han copado el estado. En esta farsa electoral, farsa por es pura fachada para aparentar cambio, cuando realmente seguirá gobernando la mafia, la supuesta izquierda nacional va fragmentada, y lo más seguro es que estas elecciones sellen la desaparición legal de algunas de estas organizaciones. Y es que al margen de las incompetencias políticas de una dirigencia que se niega a cambiar, el sistema está hecho para que no pasen de ser una pulga irrelevante.
¿Será posible que esta izquierda partidaria se atreva a decir “En estas condiciones no queremos elecciones” y no participen de la farsa y unirse al movimiento ciudadano que hoy no tiene partido, pero que seguramente terminará enterrando a quienes no tengan la capacidad de ver el futuro?

domingo, 31 de mayo de 2015

¿De cuánto es su patrimonio?





     De acuerdo con la Ley de probidad es obligación de algunos funcionarios públicos presentar ante la Contraloría General de Cuentas una declaración patrimonial, la cual es confidencial. Eso significa que nadie, salvo la Contraloría, sabe a cuánto asciende y en qué consiste el patrimonio de un funcionario público al momento de tomar posesión del cargo.

     Ahora que ha salido a luz que durante los últimos tres años el país ha sido gobernado por una banda de delincuentes mal llamada Partido Patriota se torna indispensable que los ciudadanos asumamos nuestro papel y no votemos por personas que no se comprometan a ser honrados. Yo no pido transparencia, pido honradez. Si un gobierno ha sido transparente ha sido el de Pérez Molina: desde los primeros días fue visible que llegaban a robar.

     Algo elemental en este momento es que quienes están de candidatos, haya o no haya elecciones en septiembre, den a conocer a la ciudadanía a cuánto asciende su patrimonio. Los que son honrados y efectivamente les interesa trabajar por el bien del país no tendrán ningún empacho en decir cuánto tienen. Mientras quienes están pensando en hacer crecer su patrimonio a raíz de su participación política pondrán uno y mil pretextos para no hacerlo.

     Yo no pienso votar por ningún candidato que no haya hecho público su patrimonio o que participe en alguna lista o planilla en la cual haya un candidato o candidata que no lo haya hecho.

     Para ser funcionario público se necesita de muchas cosas, algunas de ellas pueden ser no indispensables, pero la que no es prescindible es la honradez.



sábado, 23 de mayo de 2015

Sin colaboradores, solo una salida: #RenunciaYa


El mandatario nombró a los dos exjefes de la SAT,
Carlos Muñoz y Omar Franco, ambos arrestados por el caso
La Línea. (Foto de El Periódico)


El gobierno de los múltiples gabinetes se quedó hasta sin gabinete de cocina.

Después de varias capturas de funcionarios acusados de corrupción, hay varios puestos que están vacantes. Todo parece indicar que al presidente le está costando encontrar personas que quieran arriesgarse a ser parte de un gobierno demostradamente corrupto. Los que han mostrado disposición a ser parte del mismo, como los nombres sugeridos por Maldonado Aguirre para secretario privado, de inmediato han sido cuestionados y no les ha quedado más que renunciar antes que aceptar a ser parte de la banda.

¿Qué significa ello? Que el “partido de gobierno” carece de cuadros que puedan hacerse cargo de la administración pública. Esta ha sido una deficiencia de casi todos los “partidos” que han gobernado en los últimos años. Pero a ello debe sumarse que el general retirado ha perdido liderazgo y los pocos profesionales capacitados no confían en él, y los que sí confían y desean ser parte de su banda, que no equipo de gobierno, carecen de la suficiente honorabilidad para confiarles la función pública.

Otto Pérez Molina debe comprender que en el momento actual su continuidad como presidente de la República solo agudiza aún más la crisis que vive el país como resultado de su voracidad saqueadora de los bienes públicos. Su permanencia en el gobierno no le permitirá remontar la crisis, carece de la confianza de la ciudadanía y de los potenciales colaboradores. Tampoco tiene la capacidad como para gobernar en solitario y asumir las funciones de los ministros ausentes.

La incapacidad para armar equipo es una razón más por la cual Pérez Molina debe renunciar.

viernes, 22 de mayo de 2015

¿Hasta dónde piensa llegar don Jorge?



Estimado señor
Don Jorge Briz
Presidente de la Cámara de Comercio y del Cacif

          Usted y yo no nos conocemos personalmente, por eso es que me tomo la libertad de escribirle en este mi blog, con la esperanza de que alguno de sus amigos talvez vea esta carta y se la haga llegar.

          Hace unas semanas leí en la revista ContraPoder una entrevista que le hicieron a usted, en la cual de manera tajante expresaba su apoyo a la continuidad de la Cicig en el país. Creo que en ese momento usted aún no era presidente de Cacif. Me alegró mucho que se expresara de esa manera, en cierto modo me pareció que era una voz disonante con el coro de grandes empresarios que se han dedicado a denostar el trabajo de la Cicig. Lo aplaudí e invité a amigos a leer dicha entrevista.

          Me alegré muchísimo cuando usted y los directivos de Cacif le exigieron al presidente Pérez Molina que solicitara la renuncia de su vicepresidente; y que además hiciera pública su declaración de bienes. Tuve la ilusión de que efectivamente el gran empresariado, a quienes representa el Cacif, finalmente pensaba en el país y no solo en sus intereses.

          Luego de la renuncia de R. Baldetti, usted y sus compañeros del Cacif dejaron de hablar de la declaración de bienes del presidente. Se dieron por satisfechos con el nombramiento de un viejo militante del partido de la violencia organizada como vicepresidente. De nuevo, el Cacif hace cuerpo con la corrupción y la impunidad. De nuevo, el Cacif nos dice que en Guatemala es imposible hacer transformaciones de fondo sin barrer con lo más atrasado, rallano en lo criminal, de un supuesto empresariado que ha crecido al amparo de prebendas y privilegios que se han dado a sí mismos como patrones del Estado.

          Ustedes, Don Jorge, al igual que el general retirado Pérez Molina, han perdido toda autoridad moral para hablar en contra de la corrupción y en favor de la democracia. Con su hoy reforzada alianza con la corrupción y la impunidad ustedes se pusieron del lado de quienes están destruyendo a Guatemala. Y no lo dude, Guatemala se los cobrará.

martes, 19 de mayo de 2015

Mandato constitucional





Cuando Otto Pérez Molina dice que cumplirá con el mandato constitucional, miente. Esto es lo que dice la Constitución sobre el presidente de la República. Durante tres años y meses Pérez Molina no ha cumplido a plentitud con este mandato. Por ello debe renunciar de inmediato.


Presidente de la República

Artículo 182.—  Presidencia de la República e integración del Organismo Ejecutivo. El Presidente de la República es el Jefe del Estado de Guatemala y ejerce las funciones del Organismo Ejecutivo por mandato del pueblo.
El Presidente de la República actuará siempre con los Ministros, en Consejo o separadamente con uno o más de ellos; es el Comandante General del Ejército, representa la unidad nacional y deberá velar por los intereses de toda la población de la República.
El Presidente de la República juntamente con el Vicepresidente, los Ministros, Viceministros y demás funcionarios dependientes integran el Organismo Ejecutivo y tienen vedado favorecer a partido político alguno.

Artículo 183.—  Funciones del Presidente de la República. Son funciones del Presidente de la República:
a)       Cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes.
b)       Proveer a la defensa y a la seguridad de la Nación, así como a la conservación del orden público.
c)       Ejercer el mando de las fuerzas armadas de la Nación con todas las funciones y atribuciones respectivas.
d)       Ejercer el mando de toda la fuerza pública.
e)       Sancionar, promulgar, ejecutar y hacer que se ejecuten las leyes, dictar los decretos para los que estuviere facultado por la Constitución, así como los acuerdos, reglamentos y órdenes para el estricto cumplimiento de las leyes, sin alterar su espíritu.
f)        Dictar las disposiciones que sean necesarias en los casos de emergencia grave o de calamidad pública, debiendo dar cuenta al Congreso en sus sesiones inmediatas.
g)       Presentar iniciativas de ley al Congreso de la República.
h)       Ejercer el derecho de veto con respecto a las leyes emitidas por el Congreso, salvo los casos en que no sea necesaria la sanción del Ejecutivo de conformidad con la Constitución.
i)        Presentar anualmente al Congreso de la República, al iniciarse su período de sesiones, informe escrito de la situación general de la República y de los negocios de su administración realizados durante el año interior.
j)        Someter anualmente al Congreso, para su aprobación, con no menos de ciento veinte días de anticipación a la fecha en que principiará el ejercicio fiscal por medio del ministerio respectivo, el proyecto de presupuesto que contenga en forma programática, el detalle de los ingresos y egresos del Estado. Si el Congreso no estuviere reunido deberá celebrar sesiones extraordinarias para conocer el proyecto.
k)       Someter a la consideración del Congreso para su aprobación, y antes de su ratificación, los tratados y convenios de carácter internacional y los contratos y concesiones sobre servicios públicos.
l)        Convocar al Organismo Legislativo a sesiones extraordinarias cuando los intereses de la República lo demanden.
m)      Coordinar, en Consejo de Ministros, la política de desarrollo de la Nación.
n)       Presidir el Consejo de Ministros y ejercer la función de superior jerárquico de los funcionarios y empleados del Organismo Ejecutivo.
ñ)       Mantener la integridad territorial y la dignidad de la nación.
o)       Dirigir la política exterior y las relaciones internacionales; celebrar, ratificar y denunciar tratados y convenios de conformidad con la Constitución.
p) Recibir a los representantes diplomáticos, así como expedir y retirar el exequátur a los cónsules.
q)       Administrar la hacienda pública con arreglo a la ley.
r)       Exonerar de multas y recargos a los contribuyentes que hubieren incurrido en ellas por no cubrir los impuestos dentro de los términos legales o por actos u omisiones en el orden administrativo.
s)       Nombrar y remover a los Ministros de Estado, Viceministros, Secretarios y Sub-Secretarios de la Presidencia, embajadores y demás funcionarios que le corresponda conforme a la ley.
t)       Conceder jubilaciones, pensiones y montepíos de conformidad con la ley.
u)       Conceder condecoraciones a guatemaltecos y extranjeros.
v)       Dentro de los quince días siguientes de concluido, informar al Congreso de la República sobre el propósito de cualquier viaje que hubiere realizado fuera del territorio nacional y acerca de los resultados del mismo.
w)      Someter cada cuatro meses al Congreso de la República por medio del ministerio respectivo un informe analítico de la ejecución presupuestaria, para su conocimiento y control.
x)       Todas las demás funciones que le asigne ésta Constitución o la ley.