Follow by Email

martes, 8 de enero de 2013

El País Paralelo: Indemnizaciones y becas, por Denise Phé-Funchal


A pocos días de la entrega del primer informe de gobierno y luego de la destitución de funcionarios y el cierre definitivo de Fonapaz, fuentes cercanas a la presidencia y vicepresidencia han informado que el día en que se presente el informe, se anunciará oficialmente que los fondos para las indemnizaciones de los funcionarios que devengaban un salario mayor a los 50 mil quetzales, serán trasladados a un programa de becas para los estudiantes de magisterio.
“La idea es que con este dinero, pueda asegurarse para los estudiantes una beca de ayuda a fin de que, sin mermar los ingresos familiares, los y las jóvenes que tiene vocación magisterial, puedan contar con un ingreso propio –equivalente a dos salarios mínimos por mes- para estudiar, movilizarse, adquirir materiales y dedicarse únicamente a estudiar” –señaló el vocero de la presidencia quien señaló que los estudiantes y sus familias no deberán gastar en libros ya que los fondos antes destinados al mantenimiento de las sedes de Fonapaz serán utilizados para comprar los textos. Agregó que además se está en un proceso de negociación con las empresas que importan computadoras al país para contar con “tablets” para que los estudiantes entren a la era tecnológica. También se plantea un programa de actualización docente para los maestros ya graduados y becas para que estos puedan acceder a una formación universitaria.
Un punto más de esta estrategia para la renovación magisterial y para la solución del conflicto que la reforma a esta carrera vocacional ha generado en los últimos meses, es la creación de una ley que garantice la continuidad de este programa. El primer borrador –que tuvimos a la vista- indica que el bono 14 y el aguinaldo de los funcionarios con un salario equivalente o superior a los 50 mil quetzales, será destinado a la creación de escuelas y a la generación de plazas, ya que todos aquellos jóvenes que se decidan por la carrera magisterial, contarán con un contrato en el que se les garantiza que al terminar sus estudios, tendrán un trabajo en centros que serán construidos en los próximos años. “Es un contrato entre estudiantes y gobierno. Los jóvenes firmarán un documento en el que se establece que se dedicarán únicamente a los estudios, un compromiso de excelencia académica para el futuro del país” –señaló el vocero.
Frente esta propuesta, que ha sido bien recibida por el gremio del magisterio, ha llegado a los oídos de esta redacción que algunos funcionarios han solicitado que su salario se rebaje a 49,999.99 para salvar sus prestaciones y una probable indemnización por destitución. Ante esto, señaló el vocero, se tomarán medidas de vigilancia de las oficinas de recursos humanos para que no se realicen los cambios, y se comentó que ya están bajo investigación algunos altos funcionarios y personal que de comprobarse que han participado en esta estafa, serán destituidos y sus prestaciones conocerán el mismo destino de los recientemente destituidos.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario