Follow by Email

viernes, 30 de septiembre de 2011

¿Qué nos espera...? ¿Tendremos de vicepresidente a una censora?

El martes 27 de septiembre, F&G Editores hizo circular por correo electrónico una invitación para un foro/debate en torno al libro “Rendición de cuentas”, escrito por el exministro de Finanzas Públicas J.A. Fuentes Knight. (Por cierto ha sido un éxito de ventas como suele haber pocos en Guatemala: la primera edición de 1500 ejemplares se agotó en apenas 10 días). La candidata a vicepresidente Roxana Baldetti Elías (que no suele usar su segundo apellido para ocultar su parentesco con el expresidente golpista Jorge Serrano Elías) supuso que el autor de “Rendición de cuentas” estaría presente en dicha actividad y solicitó por medio de su abogado que se ordenara a Fuentes Knight presentarse a declarar en contra de la exprimera dama Sandra Torres Casanova.
El argumento, según notas de prensa, es que Fuentes Knight debería presentarse a declarar ante juez lo que dice en el libro y que supuestamente sería prueba de que Sandra Torres cometió delito de usurpación de funciones. La primera pregunta que surge es ¿por qué la señora Baldetti Elías no ha solicitado que declaren otros ministros o secretarios de Estado que podrían declarar justamente lo mismo que diría Fuentes Knight?
Probablemente la primera razón es que ante la caída de su perfil luego de su derrota en la primera vuelta electoral la señora está desesperada por ocupar espacios de prensa. (Hablo de derrota pues así es como su partido ha recibido no haber ganado la presidencia en la primera vuelta).
Pero además hay que buscar la razón de dicha solicitud en que la señora Baldetti Elías no está nada contenta por lo que en “Rendición de cuentas” se dice de ella y su partido. Veamos algunas referencias:

“Eso sí, la oposición en el Congreso, encabezada por el Partido Patriota (pp) y especialmente la jefe de bancada, Roxana Baldetti, mantenía una combativa oposición contra los impuestos, coincidiendo con los argumentos del sector privado: ya pagamos suficientes impuestos, lo que el gobierno recauda se roba o se usa mal y hay que ser más eficiente con el gasto, etcétera.” (pág. 41).

“Mi impresión era que ni a ella ni a sus correligionarios les interesaba el contenido de lo que discutíamos sino que lo importante era estar en línea con lo que los medios querían comunicar y en contra de lo que el gobierno pretendía hacer. La consigna era oponerse. No importaban los argumentos contrarios que desde la primera interpelación, hacía apenas seis meses, les había yo explicado cuando estábamos formulando el programa de emergencia para enfrentar la crisis financiera: buscábamos que el mayor gasto público compensara la anemia de la actividad económica privada, transitoriamente.” (pág. 119).

Y es que a pesar de que en algunos medios de prensa se ha destacado de manera especial lo que Fuentes Knight afirma sobre el funcionamiento del gobierno, “Rendición de cuentas” va más allá, al exponer cuáles fueron durante la gestión de su autor como ministro de Finanzas las posiciones en torno al tema fiscal de la cúpula empresarial, y de los distintos partidos representados en el Congreso de la República; y en particular la cerrada posición del partido de la señora Baldetti Elías. De ahí el interés de la señora Baldetti Elías en obligar a Fuentes Knight a rendir declaración en favor suyo.
Más allá de que el juez acceda o no a la solicitud de la señora Baldetti Elías es importante destacar que la misma va en una línea de limitar la libertad de expresión del pensamiento; algo en lo cual la señora candidata del pp tiene alguna experiencia. Quienes no padezcan de Alzheimer recordarán que la señora fue la censora de prensa cuando el golpe de Estado de Jorge Serrano Elías.
Con esta limitada acción la señora Baldetti Elías nos ha dado una muestra del peligro en que estaría la libertad de expresión en un gobierno del Partido Patriota.

domingo, 25 de septiembre de 2011

Directo al grano: La II Feria Internacional de Libro de Ciencias Sociales

En Guatemala se vienen realizando ferias del libro desde hace muchos años. La Feria Municipal del Libro se realiza desde los años setenta del siglo pasado cuando fue alcalde de la ciudad de Guatemala Manuel Colom Argueta, el líder socialdemócrata asesinado por la dictadura militar de Romeo Lucas García. (En Guatemala ha habido pocos militares que se hayan destacado por ser decentes. Seguramente los hay, pero no se destacan por eso). Hay una asociación de libreros (no recuerdo ahora su nombre) que llevan su feria del libro itinerante por las ciudades de Guatemala. En el año 2000 se realizó en la ciudad de Guatemala la primera feria del libro de carácter internacional. Aunque con altibajos la feria que se realizó los primeros años bienalmente lleva ya cuatro años de hacerse anualmente.
En el 2010 Flacso Guatemala realizó por primera vez una feria internacional del libro especializado en ciencias sociales y la próxima semana, del 28 de septiembre al 2 de octubre, se estará realizando la segunda edición de la feria; en la cual estarán participando sellos editoriales nacionales e internacionales (F&G Editores, las distintas sedes de Flacso, Fondo de Cultura Económica, Librería Sophos, Universidad Nacional Autónoma de México).
La realización de Filcso es el resultado del esfuerzo y entusiasmo del personal de Flacso que se involucra de lleno en esta Feria, particularmente de Virgilio Álvarez, director de Flacso y de Hugo de León, quien dirige la Editorial de Ciencias Sociales. Pero también es producto de la creciente actividad editorial que se da en Guatemala y de manera relevante la dedicada a ciencias sociales. Es conocido que los libros de ciencias sociales, y en particular los dedicados a analizar y estudiar la actualidad e historia reciente del país suelen ser los que tienen mayor demanda entre los lectores.
Vale destacar que Flacso ha comprendido perfectamente que la Feria del Libro es un mecanismo para la promoción del libro, para acercar las editoriales a los lectores, y no un negocio para quien organiza la feria. De tal suerte que han logrado conseguir los patrocinios necesarios y organizar la feria de tal manera que los puestos sean gratuitos para las editoriales, lo cual no solo permite que las editoriales puedan participar sino que algunas de ellas puedan reducir sus precios durante la feria.
Para antropólogos, sociólogos, historiadores, politólogos, profesionales y estudiantes, la II Feria Internacional del Libro de Ciencias Sociales es la oportunidad para acercarse a los libros de su interés sin tener que hacer un lado libros de otras áreas del conocimiento. En otras palabras: ir directo al grano.

II Filcso
Fecha: 28 de septiembre al 2 de octubre de 2011
Horarios: 10 de la mañana a 7 de la tarde.
Lugar: Sede de Flacso Guatemala (3ra calle, 4-44 zona 10. 1er nivel, Guatemala).

martes, 20 de septiembre de 2011

"Rendición de cuentas", de J.A. Fuentes Knight




En diciembre del año 2010, luego de asistir a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara pasé unos días al Distrito Federal y tuve una reunión con Juan Alberto Fuentes Knight, que fue ministro de Finanzas Públicas en el gobierno de Alvaro Colom. Habíamos intercambiado algunos mensajes por correo electrónico en los cuales Juan Alberto me había expresado su interés en conversar sobre un proyecto editorial. Pero sin darme detalles sobre el mismo.

En la reunión que tuvimos me expresó que se trataba de escribir un libro sobre su experiencia como ministro. Es bastante difícil asumir el compromiso de editar un libro que no existe. Sin embargo, siendo que las finanzas públicas son un tema aún por resolverse y la seriedad del autor no dudé en expresarle que sí me interesaba publicar dicho libro.


Poco tiempo después acordamos un cronograma de trabajo que incluía entrega de capítulos de parte suya para edición y que concluía en el mes de agosto con la impresión del libro. Aunque hubo demoras en el cumplimiento de algunos plazos intermedios el libro entró a imprenta en el mes de agosto y logramos lo que nos habíamos propuesto: realizar el lanzamiento antes de las elecciones del 11 de septiembre. La presentación del libro (el audio puede encontrarse en esta dirección: http://itunes.apple.com/gt/podcast/blog-de-sophos/id461210643) se realizó el 1 de septiembre en la Librería Sophos.

Antes de que el libro saliera de imprenta había logrado despertar interés entre los guatemaltecos. En la Librería Sophos se realizó una preventa del mismo que tuvo bastante éxito. El diario “El Periódico” (http://www.elperiodico.com.gt/es/20110828/domingo/200117/) y  la publicación digital “Plaza Pública” (http://www.plazapublica.com.gt/content/jafk-se-renuncio-al-impuesto-las-telefonicas-cambio-de-aportes-la-campana-de-torres) publicaron extractos del libro.

“Rendición de cuentas” empezó a circular en los últimos tres días del mes de agosto, los cuales fueron suficientes para colocarlo como el libro más vendido en dicho mes en Guatemala. Para el 11 de septiembre la primera edición del libro ya se había agotado.

Los primeros ejemplares de la primera reimpresión salieron de imprenta el viernes 16 de septiembre y prácticamente ya había lectores esperando por ellos. "Rendición de cuentas" es un libro que llegó para quedarse. Y es que el mismo es y seguirá siendo por mucho tiempo fundamental para Guatemala y los guatemaltecos quieren entender su país y a sí mismos.

Más información sobre el libro: http://www.fygeditores.com/FGRDC9789929552425.htm

viernes, 9 de septiembre de 2011

Por qué estoy seguro de votar por el Frente Amplio: respuesta a mi amiga indecisa


Una amiga muy querida me preguntó, algo así como de corazón a corazón, por qué estoy tan seguro de votar por el Frente Amplio. Les comparto mi respuesta.

Querida amiga Indecisa:

Son las seis de la mañana cuando empiezo a intentar responder a su “vaciado de mente”, enviado casi a las dos de la madrugada y leído por mí por vez primera a las cuatro de la madrugada del mismo día. Parece ser que a ambos la jauría que corre tras la pobre liebre en que nos hemos convertido nos quita el sueño. Pensar en, como usted dice en su carta angustiada, que no estamos en posibilidades de evitar la llegada de cualquiera de los dos canes punteros nos provoca pesadillas.

Qué bueno que mi seguridad electoral le provoque envidia. Eso me alegra. Y debo confesarle que a mí eso me da mucha tranquilidad. ¿De dónde me viene tal seguridad? En primer lugar del hecho de que ninguno de los que según las encuestas (palabra de Dios para quienes quieren que el militar gane en primera vuelta) podria ganar me provoca confianza, respeto, ilusión, esperanza. Si así fuera tal vez pensaría, como lo he hecho en ocasiones anteriores, en votar “útilmente”. Pero no. En distintos grados, todos me provocan desconfianza, náusea, deseseperanza, miedo a veces rayano en el pánico. Así que tengo que buscar otra salida. Y esa salida es el Frente Amplio.

El Frente Amplio es, si usted mira con detenimiento y profundidad, querida Indecisa, la única opción diferente. A todos los demás partidos usted los puede incluir en el mismo canasto: defensores del orden establecido (bajos salarios, machismo, racismo, entreguismo de nuestros recursos naturales, concentración de la riqueza, etc. etc. etc.). Es decir los defensores de las iniquidades que asolan este bello país en el cual usted y yo nacimos. Son los mismos que ayer nos gobernaron y masacraron usando otros nombres: hoy se llaman patriotas, lideres, unionistas, creyentes, centristas, panaderos; pero si usted los mira con detenimiento en su máscara despintada puede ver a los aranistas, pidistas, emelenistas, luquistas, eferregistas. Ya los conozco, sé que no pueden ofrecer no solo nada nuevo, sino que nada bueno. Son corruptos, ladrones, mentirosos, farsantes. Y usted, como yo, también lo sabe.

Ante las pesadillas que me provoca la jauría yo contrapongo un sueño: la construcción de una fuerza política en donde estemos representados los guatemaltecos que creemos que un mundo diferente es posible, un mundo en donde la humanidad se desarrolle plenamente en armonía con la naturaleza y también en armonía consigo misma. En donde todos puedan disfrutar de un ingreso suficiente para comer decentemente los tres tiempos. El Frente Amplio, creo yo, puede ser el germen de esa fuerza política: ahí están viejos militantes revolucionarios, lo que queda de quienes alguna vez siendo jóvenes decidieron incluso dar su vida por cambiar este país; ahí hay distintas generaciones de hombres y mujeres indígenas milenariamente maltratados en este país; ahí está, para empezar, Rigoberta Menchú, Otilia Lux de Cotí, Amílcar Pop y no sé cuantos más. También hay jóvenes como Javier Monterroso. En síntesis: en el Frente Amplio hay viejos militantes comunistas, jóvenes socialdemócratas, indios (dicho en el mejor sentido) y ladinos, hombres y mujeres.

No caiga usted amiga indecisa en la trampa barata de preguntarle a Rigoberta Menchú por qué no le dio el dinero del premio Nobel a los desposeídos de este país. ¿Cuántos centavos le hubiesen tocado a cada uno de los guatemaltecos que están en extrema pobreza? ¿Cinco, diez, veinte? Es una pregunta que suelen hacer los que han saqueado este país,  o los que sueñan algún día llegar a ser parte del equipo de saqueo.

Tiene usted razón cuando duda de que el Frente Amplio tenga los 700 cuadros que parece ser se necesitan para dirigir el Estado. Aunque de primas a primeras estuve tentado a preguntarle ¿algún partido los tiene? mejor le recuerdo que desde el gobierno del esposo de la enviada de Dios todos han tenido que contratar a personas que podrían sentirse muy cómodas ideológica y políticamente en un gobierno de Frente Amplio. Quienes tenemos el corazón a la izquierda somos más de lo que aparentamos. El país, y no solo el Frente Amplio, tiene carencia de cuadros. Los patriotas, quienes en los años setenta y ochenta del siglo XX, “defendieron a la patria” asesinando campesinos desarmados, mujeres y niños, también asesinaron estudiantes, maestros, jóvenes profesionales y a muchos más los mandaron al exilio. Hoy nos quejamos de nuestra cúspide judicial y de la mediocridad, pero decenas de juristas fueron asesinados o enviados al exilio. ¿Se imagina usted cómo sería este país si a toda esa generación en la que estaba Oliverio Castañeda de León no se le hubiera segado como se le segó? Que no le preocupe esos 700 cuadros, que en Guatemala hay mucha genta capaz como usted, que seguramente sabrá enfrentar los retos que pueda plantear una eventual victoria electoral del Frente Amplio.

También dice usted que le preocupa que los candidatos del Frente Amplio nos puedan decepcionar y caer en las mismas barrabasadas de los que hoy están en el Congreso. Y sí, fíjese que tiene toda la razón. A pesar de que estoy absolutamente seguro de que votaré por el Frente Amplio nadie me ha dado un certificado de garantía que diga “A cambio de su voto por el Frente Amplio se garantiza que este diputado no se corromperá en los próximos cuatro años.” Eso sería una maravilla. Pero no existe. Además, el riesgo es muy alto: la corrupción en Guatemala está tan extendida que se suele ver la corrupción en el estado, pero no la que se da en las pequeñas minucias. Pese a eso yo creo que sí hay un certificado de garantía, y ese somos usted y yo y mucha gente confiable, que yo he visto en esa cosa que se llama Facebook que le está diciendo a los candidatos del Frente Amplio “yo confío en vos y por vos voy a votar.”

Y mi última razón para estar tan seguro: he decidido dejar de espectador. No estoy en el Frente Amplio, no conozco personalmente a más de una docena de quienes ahora están en él, de manera cotidiana no me relaciono con ninguno de sus militantes y menos de sus dirigentes (disculpe usted, pero no le puedo hacer el favor de trasladarles su consejo), pero espero estarlo en el futuro inmediato, porque estoy seguro que solo un Frente Amplio puede cambiar este país. Y si usted duda que en Guatemala puede ganar una opción de izquierda le recuerdo que los gobiernos de Cerezo, Portillo y Colom ganaron con discurso de izquierda sin serlo. En el momento en que se construya en Guatemala un amplio frente progresista, que no tema a expresarse como de izquierda, entonces este país empezará a cambiar. Y esa es tarea de todos los que tenemos el corazón a la izquierda.

No estoy seguro de haber aclarado sus dudas, pero espero que sí le haya dicho porque estoy seguro de que mi voto por el Frente Amplio es lo mejor que puedo hacer hoy por hoy por este nuestro bello país.

Un abrazo

Su amigo el seguro

jueves, 8 de septiembre de 2011

Mi voto por el Frente Amplio

Regresé a Guatemala en agosto de 1993, nueve años después de haber salido huyendo para Costa Rica para salvar la vida. Me fui cuando Guatemala era gobernada por militares y luego de que mi cuñado Carlos Cuevas Molina fue secuestrado por agentes del gobierno y antes de que su esposa, Rosario Godoy de Cuevas, su bebé y su cuñado fueran secuestrados y asesinados luego de crueles torturas. Sí, los militares también torturaron al bebé. Regresé cuando Guatemala era gobernada por Ramiro de León Carpio, puesto por un Congreso corrupto, al cual intentó remover un presidente corrupto, Serrano Elías para más señas.
Desde mi regreso han pasado 18 años y algunos de los depurables (que llegaron a ser tan famosos como los extraditables colombianos) volvieron al Congreso de la República, al punto que hoy se cuentan con los dedos los diputados que podríamos llamar honrados. En estos 18 años he vivido cuatro elecciones y en ellas he votado “útilmente”: es decir por el candidato que teniendo posibilidades de ganar es el “menos peor” y en contra del candidato que también teniendo posibilidades de ganar resultaba ser el “más peor”. De dos males el menor.
Por ello voté por Arzú, luego por Berger, y finalmente por Álvaro Colom. No puedo negar que lo único que no martiriza mi conciencia es saber que las otras opciones hubieran sido mucho peores.
Afortunadamente para mi conciencia ahora no hay ningún candidato con posibilidades de ganar que sea “menos peor”. De los punteros todos son “más peores”. Terriblemente malos, y malos desde cualquier ángulo que se les vea.
Así que ahora voy a votar por el Frente Amplio para todo: Presidencia, diputados distritales, diputados nacionales, Parlacen. Y lo hago no solo por dignidad, sino también con la esperanza de que el Frente Amplio logre una buena bancada en el Congreso y que ello sea un fuerte acicate para que la izquierda, los verdaderos demócratas, los progresistas, entiendan que únicamente unidos pueden hacer de este país un lugar en donde se pueda vivir humanamente. Y para que en las próximas elecciones la izquierda sea una opción ganadora.