Follow by Email

miércoles, 28 de noviembre de 2012

El País Paralelo: Pacto Nacional por la Lectura



         El día de ayer el presidente de la República, la ministra de Educación y las rectoras de las universidades públicas y privadas firmaron el “Pacto Nacional por la Lectura“.
         Después de la firma del pacto, la ministra de Educación expresó: “No podemos seguir engañados. Debemos reconocer que tanto la educación pública como la privada han fracasado en enseñar a leer a y escribir. Menos del 1% de egresados de la educación primaria saben leer y escribir. Leer y escribir no es conocer los símbolos del alfabeto. Esperamos que el esfuerzo que hoy iniciamos rinda frutos”.
La idea de que sea en las universidades que se enseñe a leer surgió a partir del informe publicado el año anterior por uno de los centros de investigación de la universidad estatal: “Participación y visitas de funcionarios públicos en actividades y centros culturales”. En dicho informe se dan a conocer los resultados de dos años de monitoreo en todo el país de la presencia de funcionarios medios y altos de las administraciones central y municipal en actividades como conciertos, funciones de teatro, presentaciones de libros, exposiciones de arte, ferias de libro, etcétera. Algunas cifras del informe:
1.            Durante dos años ninguna biblioteca pública del país recibió la visita del alcalde municipal.
2.            Los diputados al Congreso de la República desconocen que en dicha institución funciona una biblioteca.
3.            En las más de 200 presentaciones de libros realizadas en el país de julio de 2011 a junio de 2012 se notó la presencia de algún ministro de Estado en tan solo 2 actividades.

“A partir de ahí, expresó la rectora de la universidad nacional, nos preguntamos: ¿cómo es posible que una persona que haya pasado por la universidad al menos seis años, no haya aprendido a leer y que existan funcionarios públicos que ni siquiera leen los expedientes que firman? Fue entonces cuando nos planteamos que una de las tareas fundamentales de la universidad debe ser esa: enseñar a leer y escribir”.
El presidente de la nación expresó: “A este pacto le pondremos el mismo empeño que hemos puesto en los otros pactos que hemos firmado este año: hambre cero, por la paz y la seguridad. Si en menos de un año hemos reducido los homicidios a niveles inferiores a los de los países nórdicos, si la desnutrición es cosa del pasado, tengo la certeza de que en 10 años tendremos un presidente que no le tenga miedo a los libros”.

(*) El País Paralelo es un paraíso ficticiamente real, en donde de vez en cuando suceden eventos –eventuales, no planificados– positivos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario