Follow by Email

domingo, 5 de agosto de 2012

El 5 de agosto en nuestra memoria


5 de agosto, 1981:
1.            El 5 de agosto de 1981, en la ciudad de Guatemala, un grupo de hombres armados, quienes se conducían en un vehículo con vidrios polarizados intentaron capturar a la estudiante universitaria María Azucena Muñoz Mendoza, quién logró escapar.
2.            El 5 de agosto de 1981, en la aldea Saquipec, municipio de Livingston, departamento de Izabal, miembros del Ejército acompañados por comisionados militares reunieron a toda la comunidad en la escuela. Más tarde, capturaron a Marcelino Chun Caal y a otra persona, ambos colaboradores de las FAR. Los capturados fueron torturados y ejecutados a cuatro kilómetros de la aldea, donde fueron enterrados.
3.            El 5 de agosto de 1981, en la cabecera municipal de Patzité, departamento de Quiché, un grupo de hombres armados, presuntos miembros del Ejército de Guatemala, ejecutó con arma de fuego al Alcalde Municipal del lugar, Marcos Soc Cortez, quien había ganado las elecciones como candidato del Partido Democracia Cristiana Guatemalteca. Posteriormente, la familia de la víctima fue objeto de intimidaciones y amenazas por parte de soldados del Ejército.
4.            El 5 de agosto de 1981, en Rumor de los Encantos, municipio de Ixcán, departamento de Quiché, hombres vestidos de civil capturaron a Alberto Vélez López, quien no apareció. Seis meses más tarde murieron de tristeza dos de sus hijos, Oliverio y Félix de apellidos Vélez Choc.
5.            El 5 de agosto de 1981, en Pegearmado, municipio de Taxisco, departamento de Santa Rosa, efectivos del Ejército de Guatemala asignados al destacamento de Taxisco y miembros de la G-2 colgaron y ametrallaron a la señora María de Jesús Hernández Cuevas, después prendieron fuego a la casa y a la cosecha de la víctima.

5 de agosto, 1982:
1.            El 5 de agosto de 1982, en la aldea Patalcal, municipio de San Mateo Ixtatán, departamento de Huehuetenango, miembros del EGP ejecutaron, degollándole, a Bartolo Pérez Diego.
2.            El 5 de agosto de 1982, en el caserío Xeipum de la aldea Salquil, municipio de Nebaj, departamento de Quiché, Juan Gallego falleció a causa del hambre cuando se encontraba huyendo de la violencia desencadenada por miembros del Ejército de Guatemala.

5 de agosto, 1990:
El 5 de agosto de 1990, en Cabá, asentamiento de las CPR de la Sierra, municipio de Chajul, departamento de Quiché, miembros del Ejército de Guatemala ejecutaron a Nicolás Pérez cuando salió a buscar maíz.

5 de agosto, 1991:
El 5 de agosto de 1991, en el cantón de Paabaj, municipio de Santa Lucía Cotzumalguapa, departamento de Escuintla, miembros del Ejército de Guatemala capturaron y golpearon a Luciano López Osorio, quien era miembro del Acción Católica. A partir de esa fecha se desconoce su paradero.

5 de agosto, 1992:
1.            El 5 de agosto de 1992, cerca de la cabecera municipal de La Libertad, departamento de Petén, Gregorio Pérez González falleció al estallarle una mina antipersonal en su parcela.
2.            El 5 de agosto de 1992, en Santa Cruz del Quiché, cabecera departamental de Quiché, hombres desconocidos, armados, vestidos de civil y con el rostro cubierto, capturaron a Juana Ajcot Velázquez. Su familia no tuvo más noticias de ella.

5 de agosto, 1995:
El 5 de agosto de 1995, José Mérida Escobar fue asesinado a balazos, a menos de 100 metros de un puesto de la Policía Nacional. El hecho quedó sin esclarecer en los tribunales. José Mérida Escobar y Julio Pérez Ixcajop fueron los investigadores de la PN asignados al caso. El 29 de septiembre de 1990 entregaron un informe de 60 páginas donde se concluía que Myrna Mack había sido asesinada por razones políticas. El informe mencionó como sospechoso al sargento mayor del Ejército, Noel de Jesús Beteta Alvarez, miembro del Departamento de Seguridad Presidencial del EMP (DSP). Este informe no fue conocido sino hasta que, en abril o mayo de 1991, el entonces director de la PN proporcionó una copia al jefe del Ministerio Público y procurador general de la Nación, quien en junio del mismo año lo incorporó al expediente judicial. El informe de Mérida Escobar y de Pérez Ixcajop había sido sustituido por una versión de trece páginas firmada por el, en aquella época, jefe de la Sección de Homicidios del Departamento de Investigaciones Criminales (DIC). Fue ese informe, fechado el 4 de noviembre de 1990, el que se envió a los tribunales. Todas las referencias a la implicación militar en el asesinato habían sido suprimidas y en sus consideraciones finales dictaminaba que el móvil del crimen había sido el robo.

Fuente: CEH, Guatemala memoria del silencio.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario