Follow by Email

sábado, 22 de agosto de 2009

Gremio literario apoya a Figueroa Sarti

Gabriel Arana

Escritores nacionales e internacionales muestran su apoyo al editor de F&G Editores.

Desde hace 15 años, el editor Raúl Figueroa Sarti se encuentra al frente de F&G Editores, trabajo que le ha ganado el reconocimiento de la comunidad literaria nacional, misma que hoy se manifiesta indignada por la situación que anfronta el editor, quien el pasado 6 de agosto fue sentenciado a un año de prisión conmutable y una multa de Q50 mil, por presuntamente, publicar una fotografía en la cubierta del libro Cualquier forma de morir, de Rafael Menjívar Ochoa, sin permiso del fotógrafo Mardo Arturo Escobar.

En su labor dentro del campo literario, Figueroa Sarti ha colaborado con la Cruz Roja Internacional, la Fundación Óscar Arias, la Fundación Myrna Mack. Además, fue coordinador de la Editorial Universitaria, de la Usac. Y en 1997 publicó el libro Código Procesal Penal.

Apoyo del gremio literario
Para Gerardo Guinea Diez, Premio Nacional de Literatura 2009, la situación por la que atraviesa Figueroa Sarti es lamentable. “Ahí hay un atropello de las normas procesales del derecho, en el sentido de que, en primer instancia, tendría que haber resuelto por la vía civil y no por la vía penal. Esto es un juego medio absurdo que me recuerda al programa de La tremenda corte, sobre todo porque asistí a uno de los dos días de juicio y pude ver un proceso lleno de comicidades, en el que era evidente las formalidades cómicas de los abogados”, manifiesta Guinea Diez.
Pero no sólo la comunidad intelectual de escritores nacionales se ha pronunciado a favor del editor, pues uno de los pilares de la comunicación mundial contemporánea como Noam Chomsky o el premio Nobel de Literatura de 1998, José Saramago, tambien apoyan la causa de Figueroa Sarti.

Saramago publicó, el pasado 13 de agosto, en su blog El cuaderno de Saramago: “Cada día va quedando más claro que el problema de la justicia no es de la justicia, sino de los jueces. (...) Un caso típico de perversión juzgadora ha sucedido en Guatemala, donde Raúl Figueroa Sarti ha sido condenado. ¿Cuál fue el crimen de Figueroa? Haber publicado, a solicitud y con el conocimiento del autor, Mardo Arturo Escobar, una fotografía que fue insertada en un libro editado por F&G. A los jueces no les importó que el propio Escobar reconociera que le había entregado voluntariamente una fotografía a Figueroa. Sí les importó que el acusador fuese su colega: Mardo Arturo Escobar trabaja en el Cuarto Juicio de Sentencia Penal. Por lo visto, tenía razón aquel ya viejo juego de palabras entre Guatemala y Guatepeor”.
Figueroa Sarti, quien ayer dio una conferencia de prensa, pide que se revoque la sentencia, pues según él, “el Ministerio Público no hizo ninguna investigación para el caso”.

“Realizamos un trabajo de promoción cultural. La industria editorial en Guatemala no es negocio, sobre todo para editoriales que no estamos publicando autoayuda o textos escolares... esto puede llegar a destruir a una editorial como esta”, sentencia el editor.

La comunidad de escritores nacionales responde en pocas palabras a la pregunta: ¿Qué piensa de la situación de Raúl Figueroa Sarti?
Juan Pablo Dardón: Situación mezquina.
Philippe Hunzike: Circo oportunista.
Javier Payeras: Lamentable.
Luis Aceituno: Una situación absurda.
Raúl de la Horra: Una vergüenza más al volcán de vergüenzas de este país.
Luis Eduardo Rivera: Una aberración absoluta.
Andrés Zepeda: Sintomático.
Francisco Méndez: Una gran payasada.

Publicado en "Siglo XXI", 20 de agosto de 2009: http://www.sigloxxi.com/noticias/30439

No hay comentarios.:

Publicar un comentario