Follow by Email

domingo, 9 de agosto de 2009

Raúl Figueroa Sarti: mi editor, mi amigo

Cuando recién conocí a Raúl Figueroa Sarti, pensé que era un editor más. Un hombre que publicaba libros para ganar dinero. Con el tiempo, me di cuenta que me había equivocado. Estaba frente a un hombre poco común: un idealista con conciencia de presente y futuro, es decir, un tipo que quería hacer lo que le gustaba y quería hacerlo bien, que trataba con respeto a la literatura y a sus autores.
Cuando finalmente Raúl leyó el manuscrito de mi novela (Los locos mueren de viejos) y me llamó entusiasmado desde Nueva York para decirme que le gustaba y que si yo aceptaba me la publicaba, no dejé de sentir cierta aprehensión. Porque publicar a tu bebé con alguien es algo así como compartir la paternidad y la patria potestad.
Y publicamos.
Cuando, hace algunos meses, se agotó la primera edición de mi novela y hubo necesidad de tirar una segunda, fue Raúl quien me llamó muy entusiasmado para decírmelo. Él pudo, como ocurre con tantos y tantos editores, reimprimir sin decirme nada, obteniendo lucro de mi obra sin que yo, como autora, me enterase o sin que pudiera hacer nada para fiscalizarle.
Hoy día, Raúl, no es sólo mi editor. Es uno de mis más preciados amigos. ¿Por qué? Porque fue un hombre honesto, de cuentas cabales, transparente y de principios muy sólidos.
Me consta, porque lo sé, porque lo he visto, que Raúl es un hombre trabajador, visionario, noble y muy leal. Yo sí que puedo dar fe de ello.
Por eso, quiero que lean una nota escrita por Iduvina Hernández sobre una demanda penal, sin sentido, que le fue interpuesta a Raúl y que, debido mala fe de muchos, ha terminado convirtiéndose en una sentencia de prisión injusta y que nos afecta a todos, porque estos precedentes quedan y a futuro sirven para cometer más injusticias.
Raúl, mi editor, mi amigo, mi consejero, estamos aquí respaldándote y dándote el cariño y el respeto que merecés.
Como te he dicho siempre: Ya verás que de toda esta pesadilla saldrá algo bueno. Un abrazo.

Vanessa Núñez Handal
http://nunezhandal.blogspot.com/2009/08/raul-figueroa-sarti-mi-editor-mi-amigo.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario