Follow by Email

sábado, 22 de diciembre de 2012

El 22 de diciembre en nuestra memoria


22 de diciembre, 1981:
1.            El 22 de diciembre de 1981, en la aldea Ojo de Agua, municipio de Nentón, departamento de Huehuetenango, presuntos miembros de la guerrilla, capturaron a Pascual López Felipe y en un lugar aislado, cerca de su casa, lo ejecutaron a machetazos. Se presume que la fuerza responsable es la guerrilla ya que la víctima, en estado de embriaguez, hablaba sobre la vinculación de algunos de sus familiares con ellos.
2.            El 22 de diciembre de 1981, en el caserío Juá de la aldea Chel, municipio de Chajul, departamento de Quiché, miembros de la guerrilla ejecutaron a Rufino Morales, y a Romeo y Javier de apellido Felix. Sus cadáveres se encuentran enterrados en el camposanto de la aldea.

22 de diciembre, 1982:
1.            El 22 de diciembre de 1982, en Chiax, municipio de Cahabón, departamento de Alta Verapaz, un grupo de comisionados militares capturó, torturó y ejecutó a Gerardo Maas Xoc.
2.            El 22 de diciembre de 1982, en El Infiernito Los Llanos, municipio de Joyabaj, departamento de Quiché, miembros de las PAC de Los Llanos y de Talaxcoc, ejecutaron a Tomás Alonso Pablo y Antonio Jiménez. Ese mismo día, los patrulleros civiles de Los Llanos capturaron a Mateo Gutiérrez y a dos personas no identificadas. Posteriormente, uno de los responsables dijo que las personas capturadas habían sido ejecutadas por ellos.
3.            El 22 de diciembre de 1982, en el mercado de la cabecera departamental de Quiché, un grupo de hombres, capturaron a Vicente Alvarado Alvarado. No se volvió a saber de él.

22 de diciembre, 1983:
El 22 de diciembre de 1983, en la cabecera municipal de Nebaj, departamento de Quiché, Juan Brito Brito fue capturado por miembros del Ejército de Guatemala asignados al destacamento de Nebaj cuando regresaba de trabajar en el Instituto Nacional de Reforestación. Su cuerpo sin vida fue encontrado detrás del centro comercial del lugar. El cadáver tenía señales de tortura y el tiro de gracia. Un soldado se atribuyó públicamente la responsabilidad de la muerte de la víctima.                

Fuente: CEH, Guatemala memoria del silencio.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario