Follow by Email

martes, 3 de enero de 2012

El 3 de enero en nuestra memoria

3 de enero, hace 41 años:
El 3 enero de 1971, en la ciudad de Escuintla, miembros de grupos armados vestidos de civil capturaron a Marcos de Jesús Ramírez Ramírez, sindicalista del SAMF. Lo condujeron a las instalaciones de la Policía Nacional en la zona 10 de la ciudad capital, donde fue torturado a golpes y con toques eléctricos. Diez días después fue liberado. En el momento de la captura golpearon a la hija mayor de la víctima hasta dejarla inconsciente.

3 de enero, hace 31 años:
1.     El 3 de enero de 1981, en el cantón Santabal Segundo Centro, municipio de San Pedro Jocopilas, departamento de Quiché, miembros del Ejército de Guatemala y comisionados militares ejecutaron a Catarino Xam, José Elías Ajbac, Julián Yax Us, Paulo Coxic Rauex y Modesto Hernández.
1.     El 3 de enero de 1981, entre los caseríos Chupoj Primer Centro y Chupoj Segundo Centro, municipio de Chiché, departamento de Quiché, presuntos miembros del Ejército de Guatemala capturaron a Tomás Morales Feliz, directivo del CUC y miembro del Comité Alianza. No apareció. Días antes la víctima había sido amenazada por los soldados.

3 de enero, hace 30 años:
1.            El 3 de enero de 1982, a las seis de la mañana, llegaron a Sacuchúm Dolores, San Pedro Sacatepéquez, San Marcos cientos de soldados procedentes del destacamento militar de Santa Ana Berlín y de la zona militar de Quetzaltenango: “…Ese día de la masacre eran muchos, toda la aldea se miraba verde, eran muchos … llegaron … después de que quemaron la aldea de San Francisco El Tablero…” Los soldados iban acompañados de varios hombres encapuchados, quienes al parecer eran originarios de la comunidad y habían sido capturados días antes. Al llegar a la aldea cubrieron las entradas y salidas de la localidad, y obligaron a las personas a salir de sus viviendas, mientras “robaron … ponchos, chamarras y dinero”. Cuando todos los vecinos estaban reunidos frente al juzgado, el oficial al mando de la tropa subió a la torre de la antigua iglesia y según recuerdan los sobrevivientes, dijo: “…Hoy no es Dios el que está con ustedes, sino el diablo”, y les ordenó que se formaran en tres filas, una de hombres, una de mujeres y otra de niños. En seguida, les pidieron su identificación. Los hombres encapuchados señalaron entre 45 y 52 personas, que fueron acusadas de pertenecer a la guerrilla, y a las que después encerraron en la cocina de la escuela, ubicada cerca del juzgado. Las demás personas fueron puestas en libertad sobre las seis de la tarde, después que cada uno de ellos pagara la cantidad de unos 30 o 40 quetzales. “…Estuvieron escogiendo gente; a unos los apartaban y a otros los pateaban y les decían que se fueran a sus casas, se quedaran allí sin prender las luces, porque si veían alguna luz irían y matarían a toda la familia”. Hacia las nueve de la noche las personas detenidas, entre ellas dos niñas de 15 y 16 años de edad, fueron trasladadas a los terrenos de un astillero municipal, situados en el cerro El Gramadero, municipio de San Cristóbal Cucho. Estando allí, obligaron a las víctimas a abrir fosas: “…a cada quien lo ponían a hacer su hoyo”. Además, violaron reiteradamente a las dos niñas: “Tenían turnos para violar[las]”, y les dejaron “sembrada una estaca en los genitales”. Para concluir, los soldados ejecutaron por degollamiento a algunas de las personas que habían apresado: “…algunas veces utilizaban cuchillo para degollarlos y, al terminar, los lamían exclamando ‘qué rico el pollo’…” Otras víctimas fueron estranguladas: “Todos murieron por la tortura … en el lugar habían alisos que estaban bien pelados en donde los amarraron, habían pedazos de lazo con lo que los amarraron del cuello. Eran como diez los que mataban y torturaban a la gente, les ponían lazos en el cuello con un palito y le daban vuelta hasta matarlos ahorcados”. De las personas que los soldados apartaron para darles muerte, sólo una sobrevivió; al día siguiente lo trasladaron al destacamento de Santa Ana Berlín en un helicóptero militar que había llegado a Sacuchúm Dolores para distribuir comida entre los soldados. El sobreviviente fue allí sometido a tortura e interrogado sobre la guerrilla; “lo sacaron exigiéndole que mostrara el campamento de la guerrilla”. Once días más tarde, logró escapar después que la tropa del Ejército lo hubiera conducido a la finca La Bamba. Llegó a Sacuchúm Dolores y allí le contó a una persona lo que había sucedido y cómo había sido ejecutado el resto de las víctimas. Después de estar un año en la aldea, en torno al 15 de marzo de 1983, hombres desconocidos, vestidos de civil, lo detuvieron en el mercado de San Pedro Sacatepéquez. No se volvió a saber de él.
2.     El 3 de enero de 1982, en el caserío Tierra Blanca, municipio de Uspantán, departamento de Quiché, hombres armados vestidos de civil capturaron a Antonio Mejía cuando esperaba un camión para viajar a la Costa Sur. No se volvió a saber de él.
3.     El 3 de enero de 1982, en el Caserío Xetinamit, aldea San Martín, municipio de San Martín Jilotepeque, departamento de Chimaltenango, presuntos miembros de la guerrilla capturaron y torturaron a Eustaquio López, quien murió ese mismo día como consecuencia de las torturas recibidas.
4.     El 3 de enero de 1982, en la aldea Nueva Catarina, municipio de Jacaltenango, departamento de Huehuetenango, miembros del Ejército asignados al destacamento militar de Nentón, ejecutaron a diez personas, a quienes también les quemaron sus casas. Dos de las víctimas fueron quemadas. Asímismo, los soldados amenazaron de muerte a todos los vecinos de la aldea. Esta comunidad había sido acusada por el Ejército de apoyar a la guerrilla en varias ocasiones, incluso el día anterior a la masacre, durante el cual los amenazaron de que si un soldado resultaba herido acabarían con los pobladores de la aldea. En efecto, ese día después de retirarse de la aldea fueron atacados por la guerrilla, ocasionándoles varias bajas. Víctimas identificadas: Antonia Camposeco Ros, Gildardo Rocael Camposeco Ros, Manuel Camposeco Díaz, Antonio Esteban Camposeco, Pedro Hurtado Silvestre, Juana Placida Montejo Montejo, Marta Clarivel Montejo Montejo (Niña), Jesus Morales, Tranquilina Morales Pascual (Niña), Candelaria Ros Domingo.
5.     El 3 de enero de 1982, en la cabecera municipal de San Miguel Uspantán, departamento de Quiché, miembros del Ejército de Guatemala, asignados al destacamento de Uspantán, capturaron a Miguel Saquic Caal. Los soldados lo trasladaron a dicho destacamento. No se volvió a saber de él.

3 de enero, hace 29 años:
El 3 de enero de 1983, en el caserío Chuchucá, municipio de Zacualpa, departamento de Quiché, efectivos del Ejército de Guatemala y miembros de la PAC de Pajopop, Joyabaj y Chuchucá, ejecutaron a treinta personas, quienes previamente habían sido reunidas y acusadas de guerrilleras por un delator, quien había elaborado una lista. Las víctimas eran originarias de varios caseríos y algunas miembros del CUC. Víctimas identificadas: Agustin de la Cruz, Pedro Garcia Hernandez, Pedro Garcia Garcia, Agustin Hernandez Ruiz, Nazario Luis Gutierrez, Leonzio Tzoc, Manuela Michen Ruiz. Víctimas sin identificar: 24.

3 de enero, hace 28 años:
1.     El 3 de enero de 1984, en el barrio Monterrey, del municipio y departamento de Retalhuleu, hombres armados capturaron a Jorge Hiram Muralles García. Unas semanas después, un testigo vio a Jorge, quien presentaba señales de torturas, en la oficina de la Dirección de Investigaciones Criminológicas (DIC) de la ciudad de Guatemala. Desde ese momento nadie volvió a saber más de la víctima.
2.     El 3 de enero de 1984, en la cabecera departamental de Retalhuleu, presuntos miembros del Ejército de Guatemala capturaron a Darío Roldán Gómez, quien era sindicalista. El mismo día, en el cantón Los Patos, cabecera departamental de Retalhuleu, presuntos soldados, capturaron a Pedro Mejía Díaz, quien era compañero de trabajo y de los sindicatos de Darío. Desde esos hechos, nadie volvió a saber más del paradero de las víctimas.

3 de enero, hace 24 años:
El 3 de enero de 1988, en San Juan Dolores, municipio de Dolores, departamento de Petén, miembros del Ejército de Guatemala capturaron a Lázaro Sandoval González y lo trasladaron a Poptún. Desde entonces no se ha vuelto a saber de la víctima. Con anterioridad habían retenido a todos los hombres de la aldea, en una casa para interrogarles sobre el paradero de la víctima, hasta que ésta apareció.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario