Follow by Email

sábado, 6 de octubre de 2012

El País Paralelo: Presidente evita retiro de derecha progresista


A pesar de la responsabilidad de los principales mandos de seguridad en la ejecución extrajudicial de manifestantes, el presidente logró conjurar amenaza de renuncia de funcionarios del ala de derecha progresista de su gobierno.


         Extraoficialmente trascendió que el presidente del organismo ejecutivo logró evitar la renuncia “masiva” de altos funcionarios de gobierno que en privado manifestaron su “malestar” debido a la forma violenta en que el gobierno está enfrentando el descontento social y que esta semana tuvo como resultado la ejecución extrajudicial de seis personas en Totonicapán: Santos Nicolás Hernández, Jesús Francisco Puac, Arturo Félix Fapón, Eusebio Josué Puac, Jesús Cano, Santos Nicolás Menchú y Rafael Batz.
         Desde que se firmaron los acuerdos de paz, todos los gobiernos han tenido su “ala” “liberal”, “de izquierda”, “progresista”, integrada por intelectuales que en algún momento de su vida militaron en organizaciones de izquierda o expresaron opiniones que en el atrasado País Paralelo han sido consideradas demasiado atrevidas e incluso como de izquierda radical.
         El argumento principal de estos “intelectuales” a la izquierda de su derecha ha sido que es mejor que sean ellos quienes hagan ese trabajo y no un conservador de extrema derecha. Luego de 16 años de participación en los gobiernos conservadores no se ven resultados evidentes del sacrificio realizado por los progresistas en puestos de gobierno.
         Aunque los resultados de su participación gubernamental han sido más bien exiguos, los distintos gobiernos han tenido su ala progresista básicamente porque les da cierta legitimidad como gobiernos abiertos, particularmente de cara al exterior.
         Por primera vez en 16 años la participación de esta minoría de derecha progresista se vio en peligro, como resultado de una acción de ejecución extrajudicial avalada por el presidente de la república. Se desconoce cuáles fueron los concesiones que el presidente ofreció hacer, pero sí se sabe con certeza que la renuncia de los funcionarios “progresistas” no se hará realidad. La estabilidad nacional, el prestigio internacional del gobierno militar y la gobernabilidad represiva no corren ningún riesgo de ser empañadas.
         Se espera que de manera sutil los representantes de la derecha liberal en el gobierno empiecen a justificar las ejecuciones extrajudiales y su presencia en el gobierno militar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario